Hábitos sostenibles para un estilo de vida Zero Waste

El estilo de vida zero waste, es decir, vivir sin generar ningún tipo de residuo, no es un capricho, estamos ante una emergencia climática donde reducir al máximo los residuos y la basura que generamos cotidianamente es necesario.

Septiembre siempre es un buen mes para empezar con nuevos hábitos. Cada pequeño gesto diario cuenta, cada pequeño cambio en tus hábitos puede marcar un impacto positivo para ti y para el planeta. No hace falta que establezcas todos los hábitos Zero waste, puedes empezar poco a poco y con lo que más te apetezca o con lo que pienses que te va a ayudar más.

Aquí tienes una lista de 10 hábitos muy sencillos para llevar a cabo día a día y conseguir un estilo de vida más sostenible:

1. Reduce el consumo. Antes de comprar cualquier cosa piensa si realmente lo necesitas.

2. Utiliza bolsas de tela. Siempre que salgas de casa lleva una bolsa de tela contigo, te ahorrará muchas bolsas de plástico.

3. Compra a granel todo lo que puedas. Ahorrarás (a ti y al planeta) toda la basura que generan los productos envasados.

4. Utiliza bolsas de malla reutilizables para hacer la compra. Llevando tus propias bolsas para la fruta y verdura evitaras bolsas de plástico o envoltorios de un solo uso.

5. Utiliza productos de higiene personal reutilizables, como las compresas de tela o discos desmaquillantes de algodón en lugar de productos desechables.                 

6. Lleva siempre una botella de agua reutilizable. Ahorrarás dinero y evitarás muchas de botellas de plástico.

7. Utiliza servilletas de tela y pañuelos de tela en lugar de las de papel. Evitarás tirar día a día papel de un solo uso. Es mejor lavar cuando esté sucio que usar y tirar toneladas de papel al año. 

8. Usa alternativas al film transparente y papel de aluminio. Evita el uso del papel de aluminio o de film de plástico para envolver alimentos. En la cocina, utiliza envases con tapa y, para las meriendas, envoltorios reutilizables o reciclados.

9. Utiliza las mascarillas de tela. Cambia las quirúrgicas por las de tela, que permiten más de un uso y cuyos materiales pueden ser sostenibles.

10. Recicla. Si crees que todavía no puedes empezar ninguno de estos hábitos  (que seguro que sí), puedes empezar por reciclar. Recicla tu basura. Sepárala y tira cada una a su contenedor específico.

 

 

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse