Los 6 materiales sostenibles que debes conocer

Tipos de materiales sostenibles en la industria de la moda: 

El primer paso hacia la creación de una prenda sostenible es la extracción de la materia prima y su respectiva fuente de recursos. Mirar y elegir bien el material del que está hecha una prenda antes de comprarla es un paso importante, ya que el material determinará cómo será su residuo, su durabilidad y la industria que incentiva.

En este artículo te mostraremos los textiles sostenibles más representativos y utilizados en la industria de la moda:

Algodón orgánico

El algodón orgánico o ecológico se cultiva en campos de tierra fértil y viva, libre de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos sintéticos. Es hilado y producido sin químicos tóxicos. Se utilizan únicamente repelentes naturales y se siguen prácticas respetuosas con el medio ambiente, la biodiversidad del terreno y la vida de los agricultores.

Para producirlo, también se respetan los ciclos de la tierra, preservando y fomentando su fertilidad para usos futuros. Se trata siempre de un algodón no modificado genéticamente. 

El algodón orgánico también presenta beneficios para el consumidor. La ausencia de residuos tóxicos influye en que sea más suave, permite una mayor ventilación y disminuye la posibilidad de presentar reacciones alérgicas.

A tener en cuenta

El algodón natural no es algodón orgánico. Cuando utilizamos un material orgánico, apostamos por ayudar al planeta, a nosotros mismos y a las futuras generaciones.

 

Lana orgánica

La lana orgánica o ecológica proviene de pastos orgánicos y está libre de químicos. La cantidad de antibióticos que se les da a las ovejas está regulada y limitada, y toda su limpieza se hace sin aditivos, blanqueadores o solventes. Asimismo, también se limita el número de ovejas por hectárea para evitar el exceso de pastoreo.

Existen muchos tipos de lana distintos, según el tipo de oveja. Lana merino, Corriedale, Lincoln, Romney Marsh… y también algunas provenientes de cabras como la lana Cachemir o Mohair. 

El merino es uno de los tipos de oveja más antiguos del mundo. Su lana es muy resistente, biodegradable e hipoalergenica. Las prendas de lana Merino son además excelentes reguladoras de la temperatura, con una gran capacidad térmica y transpirable, y absorben la humedad corporal. También son naturalmente anti-bacterianas, no irritan la piel y evitan los malos olores.

A tener en cuenta

Sea cual sea el tipo de lana, es necesario que se trate de lana orgánica si queremos asegurar el no maltrato animal, evitar el uso de productos químicos y mantener un bajo impacto medioambiental.


Lino y lino orgánico

La fibra del lino se extrae del tallo del lino o linaza. El proceso de confección de la fibra es sencillo y usa de cinco a veinte veces menos cantidad de agua que telas como el algodón u otras fibras sintéticas, y no se necesitan productos tóxicos.

Se trata de una fibra natural biodegradable, reciclable y sostenible, sana y ecológica, que tiene muchísimos usos gracias a su resistencia y gran versatilidad. Es antibacteriana, fungicida y resistente a la radiación UV. Tiene asimismo propiedades aislantes: asegura el frescor en verano y la comodidad en invierno, y no retiene los olores.

A tener en cuenta

Actualmente, y cada vez más, se mezcla con fibras sintéticas o se trata con productos químicos para evitar las arrugas. Debemos fijarnos de que se trata de lino orgánico si queremos reducir al máximo el uso de pesticidas y sustancias dañinas para el medioambiente.

 

Lino de bambú

Las plantaciones de bambú son muy amigables con el medioambiente. No necesita  fertilizantes, plaguicidas ni pesticidas, ya que poseen una sustancia natural denominada kun de bambú que protege la planta de las plagas. También posee la capacidad de mejorar y recuperar suelos erosionados o degradados y ayuda a reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero.

El lino de bambú se crea de forma mecánica, triturando  y deshaciendo la planta (hojas y tallo) mediante enzimas naturales, con lo que las fibras obtenidas ya pueden ser tejidas.

El lino de bambú tiene propiedades antialérgicas y antibacterianas. Es transpirable y repele los malos olores. Es antimicrobiana, tiene propiedades antialérgicas, protege de las radiaciones ultravioleta y es un regulador termal.

A tener en cuenta

No hay que confundir el lino de bambú con la viscosa de bambú. Esta, también proveniente del bambú, se somete en la mayoría de casos a un proceso químico, en que se emplean productos como el disulfuro de carbono, el hidróxido de sodio y el ácido carbónico. Se disuelve la planta en estos disolventes fuertes para hacer una solución espesa y viscosa. La viscosa de bambú está considerada uno de los materiales más perjudiciales para el medioambiente y la salud humana. 

 

Seda orgánica y pacífica

El hilo de seda proviene de una fibra proteica segregada por las glándulas salivales del gusano de seda. Se trata de una secreción continua con la que ésta se envuelve para protegerse e iniciar su metamorfosis a mariposa. Las crisálidas son desechadas vivas para poder conservar el capullo íntegro. 

En la seda orgánica, se utilizan métodos naturales, sin químicos tóxicos, para abrir los capullos y convertirlos en hilo. 

Por otro lado tenemos la seda pacífica, también conocida como silk peace o seda Ahimsa. La seda pacífica se elabora con los revestimientos desechados, cuando las crisálidas convertidas en polillas ya han volado.  

La seda es un tejido muy apreciado por su suavidad, brillo, caída y resistencia. Además, es absorbente, transpirable, hipoalergénica y tiene una baja conductividad, hecho que mantiene el aire caliente cerca de la piel.

A tener en cuenta

La seda convencional utiliza muchos químicos para abrir los capullos y convertirlos en hilo. La seda orgánica no tiene una repercusión negativa para el medioambiente. Para evitar los daños causados a las crisálidas y dejar que nazca la mariposa, debemos fijarnos en que se trate de seda pacífica.

 

Materiales reciclados

Existe una gran cantidad de marcas que apuestan por confeccionar sus prendas a partir de materiales reciclados. Los materiales más usuales son el algodón reciclado, el poliéster reciclado y la lana reciclada. Existen los reciclados postconsumo, en que se reutilizan los materiales de los productos ya utilizados; y los reciclados preconsumo, los sobrantes de las fábricas.  

El algodón reciclado es uno de los materiales más sostenibles y respetuosos en todos sus procesos. Además, es una forma de colaborar en el reciclaje de los tejidos manteniendo prácticamente las mismas cualidades que el algodón orgánico.

El poliéster reciclado, RPET o PET reciclado puede provenir de botellas de plástico, redes de pesca, residuos de plástico del mar... En la producción de tejido de poliéster reciclado se minimiza el consumo de energía, la emisión de gases nocivos y el consumo de agua respecto a la producción de poliéster virgen. Se disminuye la dependencia del petróleo como fuente de materia prima, y se ayuda a promover nuevas corrientes de reciclaje para residuos de poliéster.

A tener en cuenta

Las prendas sintéticas, aun tratándose de recicladas, liberan en la lavadora microfibras que acaban en el mar y componen la basura plástica más abundante del planeta.

 

Ahora que ya conoces algunos de los textiles sostenibles más utilizados en la industria de la moda, ya estás preparado para elegir con criterio de qué tipo de material estará hecha la próxima prenda que necesites comprar. Además, te recordamos que en Ethical Time, puedes hacer una búsqueda por filtros específicos, siendo uno de los filtros “Materiales” donde podrás seleccionar los materiales que te interesan y hacer una búsqueda más exhaustiva.